Tips para diseñar el cuarto de los niños.

Muchos compartimentos para guardar y ordenar.

¿Quieres que tu peque aprenda a ordenar su cuarto? Le ayudará si eliges un mobiliario con muchos compartimentos que facilite que cada cosa tenga su sitio. Otro acierto es instalar una cama con cajones en donde pueda guardar objetos personales como ropa o juguetes.

Un cuarto aprovechado al milímetro.

Cuando el espacio no abunda, una planificación a medida es casi obligada. Las camas altas o literas pueden ahorrarte mucho espacio para colocar otros muebles en el cuarto y sin invadir su espacio para jugar. Además siempre es bueno tener despejado junto a la cama por lo menos un espacio de 1 metro de ancho por si algún amigo decide quedarse en el cuarto y tener opción para que se tienda un lugar para su descanso igualmente.

Dormitorios con espacio en el centro.

En apenas un espacio de 6 metros cuadrados puedes aprovechar el espacio para darle un ambiente de libertad al cuarto de un niño despejando el centro lo más posible y moviendo los muebles hacia las paredes como la cama o sus armarios. Al planificar el armario, ten en cuenta que la ropa infantil ocupa menos espacio, por lo que con 40 cm de fondo tendrás suficiente durante los primeros años.

Un espacio donde estudiar y jugar.

Si tienes espacio en casa, vale la pena crear un cuarto de juego y estudio para tus hijos. Eso les da sentido de independencia y al mismo tiempo les brinda un lugar para estar con ellos mismo y terminar sus tareas, fomentando su creatividad y responsabilidad con un espacio asignado.

En una habitación infantil, nunca sobra espacio de almacén. Elige muebles con cajones y no te equivocarás, armarios cómodos, repisas y escritorios. Así tendrás un sitio para cada cosa y ordenar será más fácil.

¿Y tú? ¿Qué soluciones decorativas pusiste en el cuarto de tus hijos para que estuviera todo ordenado?